Esta semana hemos hemos tenido la suerte de que ha caído en nuestras manos una botella de Bodegas Prinur Macabeo 2013, de la Denominación de Origen de Cariñena. El vino todavía no está en el mercado, pero desde Bodegas Prinur nos han obsequiado con una botella para poder catarlo.

Un blanco magnífico de la Denominación de Origen de Cariñena

Bodegas Prinur ha vuelto a crear un vino blanco en Cariñena magnífico, producido en un 100% con uvas de Macabeo.

El diseño de la botella es precioso, y está maravillosamente vestida, al igual que el resto de las botellas de esta bodega, en las que han cuidado al máximo todos los detalles, desde la botella hasta las cápsulas y la etiqueta.

Esta bodega de la Denominación de Origen de Cariñena se caracteriza por un mimo total de sus viñedos, en los que hacen pequeñas producciones y minimizan la utilización de productos químicos de síntesis, convencidos de que un vino no nace en la bodega sino en las viñas, y de que para hacer un buen vino lo primero que hay que hacer es mimar el producto.

Las uvas fueron vendimiadas con máquina por la noche, para recogerlas a bajas temperaturas y conseguir que lleguen a bodega frías. Con ello evitan que su fermentación comience en el campo, que empieza en la bodega de forma totalmente controlada.

El el proceso de elaboración de este vino utilizan hielo seco, el igual que con su Bodegas Prinur Chardonnay, para evitar la oxidación del mosto.

Antes de que comiencen las fermentaciones en bodega someten al mosto a una maceración a bajas temperaturas, que hace que ese mosto tome lo mejor de la piel y pepitas, sabor, color y aromas, pero sin llegar a coger el amargor que producen un contacto largo con pepitas.

Todo este mimo se traduce en un vino maravilloso, y sus virtudes se aprecian nada más abrir la botella. A copa parada su aroma es muy intenso, y a copa agitada todavía lo es más. Sólo hay que acercar un poquito la nariz a la copa para embriagarnos de su aroma a plátano, manzana verde, flores amarillas y un aroma muy intenso a pomelo rosa.

Tiene un bonito color dorado, con tonalidades paja, y una lágrima intensa, que delata su alta graduación, que este año se sitúa en 13,8%.

En boca es tan espectacular como en nariz, tiene una entrada deliciosa, y en cuanto se prueba llena la boca de una maravillosa explosión de sabores, y las frutas presentes en nariz se presentan de forma fresca y divertida.

Su acidez es alta, lo que le confiere un frescor que lo hace muy agradable al paladar, y que combina perfectamente con sus frutas, en un dulce equilibrio que lo hace sabroso y fresco a la vez.

En cuanto al maridaje, este vino irá muy bien con muchos platos, fantástico en el tapeo por su frescor, muy bien con ensaladas, arroces y pescados, e ideal con frutos del mar “con cáscara”, ya que su corte en boca permitirá que apreciemos el vino y el delicado sabor de esos frutos del mar.


Maridaje Bodegas Prinur Macabeo Denominación de Origen de Cariñena
A nosotros nos encantan los frutos del mar, y sentimos predilección por las ostras, una buena oferta en la pescadería se ha aliado con el regalo de esta botella y la hemos maridado con estas fantásticas ostras del Atlántico.

Esperamos que Bodegas Prinur no tarde mucho tiempo en poner este fantástico vino de Cariñena en el mercado, estamos deseando poder volver a probarlo.

email