España se posiciona como el líder exportador a nivel mundial del vino.  El vino de España gusta en el mundo, y así lo prueban el incremento de las exportaciones de nuestros vinos por todo el planeta. El auge de la garnacha de los últimos años nos ha favorecido y el amor de Robert Parker por los vinos estructurados está contribuyendo a las exportaciones de vino español

Vinos españoles recorriendo el mundo y esparciendo sabores

Toda persona que pise suelo maño no puede irse sin probar una copa de cualquier variedad de vino producido en España. Es casi como una ley oculta que se firma al venir aquí. Lo decimos porque es una tradición turística. La cata de vinos en las bodegas es una de las principales atracciones turísticas de las diferentes provincias españolas.

Año con año, más y más personas visitan las provincias españolas sólo para enamorarse de nuestros vinos, sino que algunos también compran unas cuantas botellas para hacer negocio en su país. Sin embargo, existen factores que deben de ser estudiados antes de pensar en intentarlo

Exportación de vinos y cavas: cosas que debéis saber

Antes de plantearse exportar vino es necesario tener en cuenta cuál es la legislación vigente del país en el que lo queramos vender. Muchos países no permiten la entrada de vinos por sus fronteras si no se han conseguido determinadas licencias, como ocurre por ejemplo en EEUU con la FDA. En este país tienen una legislación tan estricta en este sentido que, aunque lleves unas pocas botellas deben estar etiquetadas de una determinada manera o podrías tener problemas en la aduana.

En otros países, como Canadá o los Países Nórdicos hay también legislaciones muy particulares y en algunos de estos países es el propio estado quien controla la compra de vinos y se encarga de suministrarlos a las distribuidoras.

Además de las particularidades de esta legislación, antes de plantearse exportar es necesario tener en cuenta el Sistema de Control de Movimientos de Impuestos Especiales (EMCS), de la Agencia Tributaria de España, donde se marcan los impuestos relacionados con este producto.

Aportando algunos datos, tal y como nos comenta Gecotex en este artículo sobre la exportación de vinos, las exportaciones de España actuales rondan los 18 millones de hectolitros. Es decir, alrededor del 40% de la producción de vinos es para la exportación. Con esto, España ocupa el primer lugar en exportación de vinos y cavas en cuanto a volumen.

Tanto bodegas como productores y distribuidores del sector vínico han invertido en la exportación para dar salida a sus vinos frente a la crisis vivida en España desde 2007. Gran cantidad de las bodegas que están triunfando con sus exportaciones se han convertido en exportadores junto con la ayuda de transitarios y agentes de aduanas.  Más información en este enlace para saber más sobre qué es un agente de aduanas y sus funciones (Básicamente, son figuras profesionales que se encargan de todos los procedimientos aduanales de importación y exportación.)

Gracias a los transitarios y agentes de aduanas, la única preocupación de productores es hacer lo que mejor saben hacer: producir sus vinos y seleccionar los que quieren exportar, ya que el agente de aduanas se encargará de las funciones logísticas, transitarios y demás aspectos relacionados a pagos de aranceles, asegurando que las mercancías no queden varadas en las aduanas.

Si sois una bodega o productores de vinos y estáis pensando en exportar estudiar hacerlo con un transitario y agente de aduanas, se encargarán de todo el engorroso papeleo y vosotros sólo tendréis que preocuparos de producir vuestros mejores vinos.

 

email