Cariñena es vino, pero también historia, arte, cultura, naturaleza, senderismo y paleontología. En este post os proponemos mezclar senderismo, historia y paleontología, y dar un agradable y tranquilo paseo por la ribera del Río Huerva para visitar el yacimiento de huellas de dinosaurio El Paso, en Villanueba de Huerva.

Senderismo por el Huerva hasta el yacimiento de icnitas El Paso, en Villanueba de Huerva

El recorrido es sencillo, no tiene ninguna dificultad técnica y está bien señalizado con carteles y marcas de sendero de pequeño recorrido (una línea blanca sobre una amarilla) en piedras y postes.

Tiene una longitud de 2 Km desde Villanueba hasta el yacimiento, y se puede completar ida y vuelta en un tiempo total de entre dos y tres horas, con paradas incluidas.

Si no queremos hacer la vuelta a Villanueba andando podemos “jugar” con dos coches ya que junto al yacimiento hay un pequeño parking en el que podemos dejar un vehículo para regresar al punto de partida. No obstante, al ser un recorrido corto os recomendamos hacer la vuelta andando, además de disfrutar con el sendero evitaréis tener que utilizar dos vehículos.

El recorrido se inicia en Villanueva de Huerva, desde su lavadero, una bonita construcción que podréis visitar antes de iniciar la marcha.

 

Inicio de la ruta al yacimiento de huellas de dinosaurio de Villanueva de Huerva (Denominación de Origen Cariñena)
 

Junto al lavadero podréis ver también un antiguo abrevadero de piedra, donde los pastores dan de beber a sus ovejas antes y después de sacarlas a pastar.

Para llegar al camino debemos de atravesar el Barrio de San Roque, pasando junto a su peirón. Parece ser que el origen de estas bonitas estructuras es romano, ya que en esa época los caminantes y pastores tenían por costumbre hacer pequeños montones de piedras a las salidas de los pueblos y a lo largo de los caminos como ofrenda a Mercurio, dios del comercio y de los caminantes, al que pedían protección con este gesto. Posteriormente esta tradición fue adoptada por los cristianos, que transformaron esos montones de piedras en los peirones que hoy en día conocemos y continuaron con la tradición de dejar una piedra a sus pies, pero en su caso no en honor a Mercurio sino al Santo o Virgen representado en el peirón. La tradición de dejar una piedra en su base se ha perdido, pero pasar junto a él es una buena oportunidad para recuperarla y pedir protección a su santo para esta ruta.

 

Peirón en el camino hacia el yacimiento de icnitas de Villanueva de Huerva (Comarca de Cariñena)
 

Tras continuar unos metros por la calle en la que está el pirón llegaremos enseguida a un camino bien señalizado, y tras circular por él unos pocos cientos de metros llegaremos a la cabecera de la Foz de los Calderones del Río Huerva, donde está situado el Azud de Los Calderones, una pequeña presa en el Río que crea un pequeño embalse en la Foz que podemos aprovechar para darnos un chapuzón si el tiempo acompaña.

 

Azud de los Calderones en el Río Huerva, un buen lugar para un baño
 

Desde este punto parte un pequeño sendero, también muy bien señalado, que en unos pocos metros de recorrido nos depositará en la cima de la Foz de los Calderones. Desde el sendero podremos acercarnos al mirador que hay sobre la Foz, desde el que podremos admirar los meandros del Río Huerva y ver cómo el efecto del agua sobre la caliza ha abierto esta foz.

 

Mirador sobre la Foz de los Calderones, Río Huerva
 

Desde este punto continuamos por un camino agrícola, a cuyos lados podremos ver muchas plantas arbustivas como romero, aliaga, tomillo y ginestas, esa curiosa planta que durante casi todo el año presenta un aspecto duro pero que en primavera y parte del verano se embellece con unas preciosas y muy aromáticas flores amarillas. Cuando hicimos este recorrido las ginestas todavía no estaban el flor, pero si cuando lo hacéis ya lo están aprovechad para acercaros a olerlas, si no conocíais esta planta os asombrará el olor intenso y meloso de sus flores.

 

Ginesta floreciendo en el sendero al yacimiento de huellas de dinosaurio El Paso, Villanueva de huerva (Cariñena)
 

Tras unos minutos por esta pista en la izquierda de la misma veréis un merendero, el Merendero del Baño. Es una propiedad privada aunque en algunas guías figura por error como un espacio público, y según sus propietarios parece ser que el letrero que lo señala no debería figurar allí debido a esto. Sus propietarios son muy amables y nos aclararon esto cuando pasamos por allí, por lo que para evitarles molestias recomendamos evitar entrar en esta zona, junto al acceso al Merendero veréis que las marcas del recorrido están cruzadas una sobre otra, para indicar que el camino no continúa por esa propiedad.

 

Merendero del Baño, Río Huerva
 

Poco después del Merendero llegaremos a una construcción esférica en la parte derecha del camino, la Fuente del Baño, recientemente rehabilitada, por la que manan aguas termales. Las referencias a esta fuente datan del sigo XVIII, y parece ser que sus aguas tienen propiedades medicinales para dolencias de riñón. Su caudal cuando la visitamos era bajo, pero merece la pena entrar a ver esta curiosa y bonita construcción.

 

Fuente del Baño, Villanueva de Huerva (Cariñena)
 

Siguiendo la pista pasaremos a la derecha de unos bonitos viñedos pertenecientes a la Denominación de Origen de Cariñena.

 

Bonitos viñedos de la Denominación de Origen de Cariñena
 

Un poco más adelante una señal nos indicará el sendero por el que debemos continuar hasta el yacimiento de huellas de dinosaurio.

 

Yacimiento de icnitas El Paso, Villanueva de Huerva (Comarca de Cariñena)
 

En el yacimiento encontraremos un panel que nos informará sobre la fauna y de Villanueva de Huerva en el Cretácico y del origen de estas huellas de dinosaurio. En él hay dos icnitas, muy bien conservadas, que parece ser son las huellas de dos individuos de diferentes especies de dinosaurios carnívoros. No está claro a qué especies pertenecían los dinosaurios que has hicieron pero los paleontólogos creen que la más grande podría pertenecer a un Allosaurus, dinosaurio carnívoro bípedo que llegaba a medir 3,5 metros de la cabeza a la cola y podía alcanzar los 3,5 metros de altura y una tonelada de peso y la más pequeña a un Dromeosaurido, dinosaurio también carnívoro y bípedo de hasta 2 metros de longitud. Aquí podéis ver la que podría pertenecer a un Allosaurus.

 

Icnita de Allosaurus del yacimiento de huellas de dinosaurio de Villanueva de Huerva (Ruta del vino de Cariñena)
 

Y esta es la segunda huella de dinosaurio, que podría pertenecer a un Dromeosaurido​. Parece ser que este género de dinosaurios estaban emparentados con las aves y tenían plumas, cuya función podría ser de aislamiento térmico, e incluso algunas de ellas tenían alas, pero según los paleontólogos no podían volar. Esta segunda huella se encuentra algo más alejada de la plataforma de interpretación y es más difícil de observar.

 

Huella de Dromeosaurido del yacimiento de icnitas de Villanueva de Huerva (Ruta del vino de Cariñena)
 

Si habéis venido con dos coches unos metros más arriba del yacimiento podréis ver el parking junto a la carretera. Si os habéis decantado por venir andando un paseo de unos 45 minutos os llevará de vuelta al origen de la ruta.

Esperamos que os guste la ruta y que la disfrutéis tanto como nosotros lo hicimos. Si a la vuelta se os ha abierto el apetito os recomendamos parar a tomar algo en Casa Felino, situado junto a la salida de Villanueva en dirección hacia Cariñena: sitio chulo, comida buena y a buen precio y mucha simpatía de su camarera y de Javi en los fogones.

email