El vino es delicioso, pero no siempre que abrimos una botella la terminamos, y todos sabemos que para que el vino se conserve mejor hasta que lo terminemos todos es mejor tapar la botella. Seguro que ante esta situación os ha ocurrido alguna vez que no habéis podido hacerlo porque el corcho que venía con ella ha terminado en la papelera, porque se ha roto o porque tenía un corcho de silicona que os ha sido imposible volver a poner en la botella. Un joven inventor de Tejas ha dado con la solución a estos problemas, con todos ustedes los Wine Condoms.

La mejor solución para conservar una botella de vino abierta

Todos nos hemos enfrentado alguna vez a una botella de vino abierta que no hemos podido volver a cerrar por algunos de los problemas que nombramos en el párrafo anterior.

Para solucionarlo existen en el mercado gran cantidad de artilugios que permiten tapar una botella de vino, e incluso algunos permiten sacar el aire que queda dentro de ella. Lo malo es que todos estos aparatos tienen un precio y alto y al final los tapones que suministran terminan perdiéndose también.

Además, muchas de las neveras no están pensadas para alojar elementos más altos que una botella de vino, y poner un corcho a una botella empezada o usar alguno de estos aparatos hace que muchas veces no nos quepa en la nevera.

Ante este problema dos jóvenes amantes del vino del estado de Tejas, el joven Mitchell Strahan y su novia, decidieron tratar de solucionar este problema e inventaron los Wine Condoms.

El aparato en cuestión es una especie de “preservativo” adaptado al tamaño del cuello de las botellas de vino, apto para uso alimentario, lavable y reutilizable. Cuando dejamos una botella sin terminar sólo tenemos que utilizar este curioso invento para volver a taparla, tal y como podéis ver en este vídeo, y con el Wine Condom conseguiremos evitar que se derrame su contenido y mejoraremos la conservación del vino.


El pasado 16 de Febrero los inventores del Wine Condom consiguieron su financiación a través de la plataforma Kick Starter, en la que era posible colaborar económicamente con el proyecto a cambio de recibir algunos Wine Condoms y otros productos de merchandising como camisetas o gafas de sol.

Desde esta web hemos llegado tarde a la ronda de financiación y no hemos podido colaborar con el proyecto, pero estamos deseando ver el Wine Condom en el mercado y probar su funcionamiento. Si alguno de vosotros habéis colaborado estaremos encantados de que nos comentéis vuestras impresiones cuando lo recibáis.

email